jueves, 15 de marzo de 2012

Nazismo y ecología.

Se ha hablado mucho de muchos aspectos del nazismo, pero se ha olvidado su vertiente medioambiental. Dentro de la mística nazi anidó una cierta concepción ecológica, ligada a su ideología reaccionaria. Hitler tenía una enfermiza preocupación por la conservación de la naturaleza y muchos de sus ministros estaban obsesionados por su propia versión de la ecología. Los nazis aprobaron las primeras leyes de protección de especies en peligro de extinción, experimentaron la explotación sostenible de los bosques, practicaron la agricultura biológica y crearon reservas naturales.

Uno de los lemas del nazismo era Sangre y Tierra, sugiriendo una conexión mística entre la sangre (el pueblo alemán) y la tierra (la naturaleza). Esta consigna explica el expansionismo nazi y su obsesión por la pureza racial. Los nazis decían que Alemania era un país excesivamente industrializado, por lo que necesitaba anexionarse tanto espacio en el este como fuese necesario para restituir la armonía entre el pueblo y la naturaleza. Los alemanes tenían derecho a vivir en comunión con su tierra, una tierra mitificada llena de montañas majestuosas, robles centenarios, ríos de agua helada y aire puro, en contraposición al judío o al eslavo, que viven hacinados en ciudades, sin respeto por el medioambiente e incapaces de tener ninguna relación auténtica con la tierra.

La ideología nazi se mostró partidaria de una unión mística con la naturaleza, la defensa del terruño, de lo salvaje y, paralelamente, denuncia la razón y el progreso. Los ecos nostálgicos de la Arcadia perdida preconizaban la superioridad de la raza nórdica, se oponían al mestizaje y defendían que la raza había degenerado en la medida que había destruido el paisaje y se había alejado del medio natural.

El Ministerio de Agricultura nazi impulsó un programa de agricultura biológica opuesta a la producción en masificada: pequeñas granjas de pequeños propietarios que usaban métodos de cultivos tradicionales para no dañar a la tierra.

Como sabéis, las autovías son un invento de los nazis para acercar al trabajador de los núcleos industriales a los espacios naturales. Diseñaron sus carreteras de forma que no dañaran el paisaje, la comunión armónica entre la obra del hombre y la naturaleza.

Los nazis fueron los primeros en reconocer los derechos de los animales. Hitler proclamó en noviembre de 1933: En el nuevo Reich, no se permitirá más crueldad con los animales” y publicó una ley de protección de los animales sin precedentes, ni vuelta a repetir en ningún país, que entre otras cosas restringía la vivisección, una práctica que sigue siendo común en las facultades de biología en España o la experimentación innecesaria con animales. La experimentación con animales es parte de la ciencia judía. En julio de 1934 Hitler prohibió la caza en Alemania y en 1937 regularon el transporte de animales por carretera y en 1938 el ferroviario.

Establecieron una estricta protección del hábitat de los lobos, por considerarse el animal que encarnaba el espíritu del III Reich y dictaron normas para herrar a los caballos de la forma menos dolorosa para ellos posible, e incluso la forma de cocinar las langostas para que sufriesen lo menos posible.

En 1935 promulgaron una nueva ley que ampliaba la legislación de 1933 sobre espacios naturales, restringiendo fuertemente los usos comerciales en zonas no urbanas, para preservar la naturaleza.

Impusieron como norma para ser oficial de alto rango de las SS ser vegetariano y una buena parte de los dirigentes nazis lo eran, así como también amantes de los animales (Hitler, Himmler). Rudolf Hess sólo comía plantas cultivadas por métodos biodinámicos y estaba fascinado por la homeopatía. Impulsó una serie de medidas para la reforestación, la creación de reservas naturales, la protección de especies en peligro y evitar la contaminación ambiental.

En definitiva que el buen nazi era todo un cínico, amaba la naturaleza y odiaba al resto de congéneres no ários.

8 comentarios:

Humberto dijo...

Perfecto epílogo a tu entrada, Mario.

enfermero9 dijo...

De acuerdo con Humberto, lo mejor es el epílogo (aunque no está mal conocer los argumentos que esgrimen los neonazis que nos intentan convencer de sus ¿ideas?)

Mario Tenorio dijo...

Ya veo que seré recordado por mis últimas palabras al caer en el frente.

Gracias amigos.

Saludos desde el sur.

Conde de Salisbury dijo...

Muy interesante. Por cierto, hace algún tiempo leí un artículo relacionado en una publicación argentina:

http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/radar/9-1839-2004-11-27.html

Conde de Salisbury dijo...

Muy interesante. Por cierto, hace algún tiempo leí un artículo relacionado en una publicación argentina:

http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/radar/9-1839-2004-11-27.html

Demon Prince dijo...

"En definitiva que el buen nazi era todo un cínico, amaba la naturaleza y odiaba al resto de congéneres no ários."

Te pasaste men, el nacionalsocialismo no odiaba al resto de los géneros, o cree usted que el atleta Jesse Owens, habría sido acribillado, por un monton de nazis, los alemanes lo querían. Los nazis respetaban cualquier género, y combatian al judaísmo, por su ideología, mas no por su raza, no confundirse en ello.

Upnews.es dijo...

Excelente post. Enlazado en Upnews.es: Nazismo y ecología, donde podéis votarlo para su promoción.

OutlaW dijo...

igual que te has documentado perfectamente sobre el Plan de proteccion de la naturaleza del III reich, deberias documentarte mas a fondo por ti mismo sin dejarte influir por los estereotipos marcados por el sistema. Hitler era un visionario adelantado a su epoca, de haber ganado la guerra hoy no tendriamos porblemas como el calientemiento global, la contaminacion de nuestro entorno,la caza indiscriminada, el sufrimiento que le causa al alos animales la indurstria carnica , avicola y la ganaderia o lo chemtrails que nos fumigan gracias a los ganadores de la guerra los hijos de sion ( hijosdeputa diria yo. un cinico? no, un buen hombre que dio prioridad a la naturleza y quiso lo mejor para su pueblo preservando esta para el, cosa que deberiamos haber hecho todos los pueblos de la tierra. y para terminar el unico odio que tenia Hitler fue hacia los judios... los mismos que odian ala humanidad y que hacen barbaridades con los pueblos que les plantan cara. solo aladir que tienes la mente muy obtusa y que recpilar datos no te convierte en inteligente.