miércoles, 17 de noviembre de 2010

La balanza de Hitler


No entiendo como hay personas que siguen sosteniendo e intentando "vendernos" los supuestos beneficios de haber tenido a un personaje como Hitler en nuestra historia reciente. El hecho que llegara al poder por medio de las urnas, después de haber intentado un golpe de estado que no tuvo los resultados que él esperaba, no puede ni debe mejorar la imagen que el mundo tiene sobre el austriaco. Es cierto que llegó al poder por medios legales pero también lo es, que convirtiera a Alemania en una dictadura.

No se puede ocultar los hechos que ocurrieron bajo su régimen. Una leyes modificadas o creadas para perpetuarlo en el poder bajo la bandera y el yugo nacionalsocialista. La ruina económica de la Alemania de 1933 se convirtió en bonanza a base de conseguir el apoyo de la industria y desviar el presupuesto del estado, siendo éste el mayor empleador del país. Las carreteras construidas bajo su mandato y la escasez de maquinaria, permitió que miles y miles de obreros fuesen contratados en el mega-proyecto. El paro se redujo sustancialmente y el dinero comenzó a llegar a los hogares que empezaban a consumir los productos manufacturados por la industria alemana.

Nada que objetar, si miramos al otro lado y no colocamos nada en el platillo de la balanza de los “hechos no beneficiosos”. Se dice que todo el mundo -o casi todo- está en contra de Hitler. Es coherente estarlo, es más, es necesario estarlo para poder identificar a otro personaje en el futuro con las mismas aspiraciones y ambiciones territoriales y genocidas que el dictador.

Los que escriben o comentan que Hitler está injustamente difamado, se me antojan como unos fanáticos que hubieran sido muy “felices” en la Alemania nazi. Sinceramente, han perdido el sentido común o es que son muy crueles. Suelen ser personas que no escriben, ni comentan sobre el holocausto porque “es un tema controvertido” Son unos cínicos o simplemente están fascinado por la parafernalia nazi. Lo triste es que a lo mejor ellos no son conscientes.

Pues si, amigos lectores, parece que todos los nostálgicos de aquella época , en la que el horror campaba por la desvencijada Europa no tienen noventa años de edad ni la cabeza rapada, sino que existe una nueva hornada de “mentes preclaras” que ondean la bandera nazi a cubierto de la libertad de expresión y de un lenguaje ambiguo y obsceno, acomodado en mil lecturas cuidadosamente elegidas para juzgar de “verosímil” sólo aquellas que encajan en su argumentario.

La defensa de Hitler no es posible. Su protagonismo en la consecución de una guerra mundial es incontestable. El sufrimiento de millones de personas por su ambición y política racial no tiene paragón. No es suficiente decir que era un hombre austero, que prefería permanecer charlando con la servidumbre o que le gustaba las sobremesas tranquilas tomando té.

Por favor, que nadie me diga que Napoleón, Stalin, Gengis Khan o el Lucero del Alba fue más dañino para la humanidad. Ha habido muchos personajes que han causado males a lo largo de la historia mundial pero el debate no es “este ha sido peor” sino ¿Por que algunos justifican el papel de Hitler en la historia omitiendo sus atrocidades?

23 comentarios:

Nacho dijo...

Amigo Mario, no se por qué pero me doy por aludido en tu post y, corrígeme si me equivoco, creo que te has inspirado en mi blog para escribir este post. Por tanto voy a tratar de responderte, a pesar de que no soy muy dado a las polémicas porque se alargan en eternas discusiones que, al final, no conllevan a nada.
"Los que escriben o comentan que Hitler está injustamente difamado, se me antojan como unos fanáticos que hubieran sido muy “felices” en la Alemania nazi"
Yo nunca he dicho que Hitler esté "injustamente" difamado. Simplemente digo que es difamado constantemente. Como aficionado a la historia ¿crees que es justo que se especule con Hitler hasta el absurdo? Ya que todos sabemos que Hitler fue un cabrón, ¿aceptamos entonces que como cabrón que fue es justo escribir toda clase de difamaciones imaginables? Si tu lees una biografía sobre Hitler ¿disfrutas sabiendo que lo escrito no son más que chorradas sin sentido? Puede que a ti te sirva, pero a mi no. Estarás de acuerdo conmigo, en que se ha mentido hasta el infinito sobre Hitler. Si afirmando esto piensas que uno es partidario de Hitler, pues creo que tienes un problema a la hora de leer historia.

El problema que tienes, o creo que tienes, es que por denunciar las difamaciones sobre Hitler, crees que te conviertes en cómplice o partidario de Hitler. Tranquilízate: Hitler respiraba, comía, sufría y reía como tu y eso no te convierte en nazi.

" Sinceramente, han perdido el sentido común o es que son muy crueles. Suelen ser personas que no escriben, ni comentan sobre el holocausto porque “es un tema controvertido” Son unos cínicos o simplemente están fascinado por la parafernalia nazi. Lo triste es que a lo mejor ellos no son conscientes."
Igual he perdido el sentido común. Ni lo se, ni lo discuto. No me considero una persona cruel ni de lejos. Es más, yo no te conozco, pero te aseguro que tengo una sensibilidad hacia el sufrimiento muy por encima de la media. No debería justificarme pero ya que afirmas que puedo ser cruel, te diré que no puedo soportar el sufrimiento bajo ningún aspecto. El problema es que confundes la moral con la historia. Si yo digo que Hitler no vio ninguna película sobre las ejecuciones del 20 julio ¿me convierte eso en una persona cruel?

continua...

Nacho dijo...

segunda parte:
Sobre el tema del holocausto. Lo he repetido en muchas ocasiones. Nunca he querido hablar sobre ese asunto, en primer lugar porque no me interesa mucho y en segundo lugar porque eternizaría las discusiones. Por otra parte, no tengo publicaciones que relacionen a Hitler con ese tema. Hitler habló mucho sobre los judíos, pero no habló nada respecto a campos de concentración. Yo suelo contrastar todo lo que publico. Me gusta poner las opiniones de Hitler y sobre ese asunto no tengo nada.

"La defensa de Hitler no es posible"

Esta frase que escribes casi da miedo. Mira, ciertamente no me gustaría que me defendieras en un juicio si partes de una afirmación tan simplona. Bajo semejante afirmación estás dando cancha a que se sigan publicando gilipolleces sobre Hitler. Si a ti te satisface, porque eres muy demócrata y muy antihitleriano, me parece muy bien. Pero te ruego no insultes a los que tenemos un sentido crítico.

Ya has dejado bien claro lo demócrata que eres. Pero te aseguro que, criticando a Hitler, no lo eres más. Si, como aficionado a la historia, te conformas con lo primero que lees, me parece muy bien. Pero deja ya de menospreciar a quienes nos gusta tener una postura más crítica con lo que leemos.

"¿Por que algunos justifican el papel de Hitler en la historia omitiendo sus atrocidades?"

Lo primero, es que no hace falta "justificar" a Hitler en la historia: Hitler es historia. Y, en mi caso, no omito sus atrocidades. Simplemente no hablo de ellas porque creo que ya se hace en muchos otros sitios, en algunos casos muy bien documentadas. Me interesa más el aspecto personal e íntimo de Hitler, lo que no me convierte ni en cómplice ni en un potencial asesino. Es más, creo que tampoco eso ayudaría a rehabilitar a Hitler.

Con tus pensamientos sobre Hitler no haría falta que existieran los historiadores. Te vale con lo ya escrito.Estoy seguro que, si un día un historiador afirmara que Hitler no fue el responsable, por ejemplo, de la noche de los cristales rotos, tu no te lo ibas a creer, por mucho que lo demostrara. Por el contrario, si dijeran que Hitler ordenó el asesinato de los habitantes de otro planeta, me temo que te lo creerías a pie juntillas. Mira, tu mismo.

Por otra parte, parece que te preocupa que el hecho de rehabilitar a Hitler se traduzca en la aparición de un nuevo Hitler. Como si desde que muriera en 1945 la humanidad hubiera vivido en un paraíso. En ocasiones me pareces muy ingenuo, Mario. Ingenuo hasta el punto de desconocer lo que es el ser humano.

Saludos,

Luis Guerra dijo...

Hola Nacho:

Desconozco si Mario ha realizado la última entrada pensando en tu Blog, pero la verdad es que cuando la he leído me ha venido a la cabeza tu Blog. Si fuera así, no creo que estuviese en su ánimo la ofensa personal.

Hay en ocasiones en las que, por diversos motivos, no estoy de acuerdo con las algunas de las ideas de Mario. Está vez no es así, subscribo todas y cada una de sus palabras, es más, creo que en la última entrada se resume perfectamente el ideario con el que iniciamos este Blog.

Dicho esto, me alegra que hayas dado tu opinión respecto a la entrada, y aunque entiendo tus argumentaciones no las comprendo. Perdona si personalizo un poco, pero me sorprenden algunos de tus cometarios, más viniendo de una persona culta, se nota en tu forma de escribir. Entiendo que se pueda sentir un interés por una figura histórica, pero en este caso no se puede ser séptico. Es una figura objetivamente manchada y su estudio no puede ni debe ser imparcial, eso no significa que no se desenmascaren algunas mentiras. Pero esas mentiras no pueden servir de parapeto por donde desdeñar todo lo ocurrido bajo su mandato y su anuencia.

No quiero hacerme portavoz de Mario, el se basta y se sobra por si solo, por eso esta es mi opinión respecto a tu Blog.

He de decirte que soy un lector asiduo, y quitando algunas cosas, me parece un Blog muy interesante y esclarecedor en muchos aspectos de la vida cotidiana de Adolf Hitler. Donde yo veo el problema es en los comentarios que se vierten en él. Muchos rayan en el odio puro y duro, en la exaltación del Nazismo y en una inquina absoluta contra un pueblo concreto. También es cierto que yo no soy quien para decirte como llevar los comentarios de tu Blog.

Gracias por tu atención a este Blog y gracias por participar.

Un saludo

Nacho dijo...

Gracias Luís por tu respuesta. Si no te importa te respondo una vez se publique la segunda parte de mi comentario. Si por algún motivo no lo tenéis, os lo vuelvo a enviar.

Saludos

Luis Guerra dijo...

Hola Nacho.

Los mensajes se publican automáticamente, así que debe de haber ocurrido algún error, por favor, vuelve a mandarlo.

BRESSEND dijo...

Jajaja a mi tambien me vino a la cabeza el blog de Nacho, la verdad que me aprecen una estupidez esta serie de guerras, ya que no se tendran dentro de 100 años, el problema es que de la segunda guerra mundial fue hace 60 y eso señores es un suspiro, ahora Hiler, nos parece polemico, manchado o lo que querais pero lo cirto es que es un figura historica como otra cualquiera, ni mas ni menos, a unos les gusta una parte de la historia y a otros otra.

En cuanto a delitos de sangre... nada jsutifica la matanza de otro me da igual que te llames Hitler, que Stalin que Roosevelt, me da igual.

Nacho dijo...

segunda parte:
Sobre el tema del holocausto. Lo he repetido en muchas ocasiones. Nunca he querido hablar sobre ese asunto, en primer lugar porque no me interesa mucho y en segundo lugar porque eternizaría las discusiones. Por otra parte, no tengo publicaciones que relacionen a Hitler con ese tema. Hitler habló mucho sobre los judíos, pero no habló nada respecto a campos de concentración. Yo suelo contrastar todo lo que publico. Me gusta poner las opiniones de Hitler y sobre ese asunto no tengo nada.

"La defensa de Hitler no es posible"

Esta frase que escribes casi da miedo. Mira, ciertamente no me gustaría que me defendieras en un juicio si partes de una afirmación tan simplona. Bajo semejante afirmación estás dando cancha a que se sigan publicando gilipolleces sobre Hitler. Si a ti te satisface, porque eres muy demócrata y muy antihitleriano, me parece muy bien. Pero te ruego no insultes a los que tenemos un sentido crítico.

Ya has dejado bien claro lo demócrata que eres. Pero te aseguro que, criticando a Hitler, no lo eres más. Si, como aficionado a la historia, te conformas con lo primero que lees, me parece muy bien. Pero deja ya de menospreciar a quienes nos gusta tener una postura más crítica con lo que leemos.

"¿Por que algunos justifican el papel de Hitler en la historia omitiendo sus atrocidades?"

Lo primero, es que no hace falta "justificar" a Hitler en la historia: Hitler es historia. Y, en mi caso, no omito sus atrocidades. Simplemente no hablo de ellas porque creo que ya se hace en muchos otros sitios, en algunos casos muy bien documentadas. Me interesa más el aspecto personal e íntimo de Hitler, lo que no me convierte ni en cómplice ni en un potencial asesino. Es más, creo que tampoco eso ayudaría a rehabilitar a Hitler.

Nacho dijo...

tercera parte:

Con tus pensamientos sobre Hitler no haría falta que existieran los historiadores. Te vale con lo ya escrito.Estoy seguro que, si un día un historiador afirmara que Hitler no fue el responsable, por ejemplo, de la noche de los cristales rotos, tu no te lo ibas a creer, por mucho que lo demostrara. Por el contrario, si dijeran que Hitler ordenó el asesinato de los habitantes de otro planeta, me temo que te lo creerías a pie juntillas. Mira, tu mismo.

Por otra parte, parece que te preocupa que el hecho de rehabilitar a Hitler se traduzca en la aparición de un nuevo Hitler. Como si desde que muriera en 1945 la humanidad hubiera vivido en un paraíso. En ocasiones me pareces muy ingenuo, Mario. Ingenuo hasta el punto de desconocer lo que es el ser humano.

Saludos,

pedroboso dijo...

Que debate tan interesante..

La pregunta es la siguiente, parece sencilla pero quizás no tanto su respuesta: ¿Se puede estar de acuerdo con los dos, en sus argumentos contrapuestos, tanto con Mario como con Nacho?

Mario Tenorio dijo...

Nacho, creo que has supuesto que me refería a ti en mi entrada. Bueno, mi destinatario es el partidario de Hitler, es decir el nazi de nuevo cuño. No se porque te has dado por aludido. Porque, claro está, ¿tu no lo eres?
Siento que te hayas ofendido. Sólo elegí un modelo de esquizofrénico intelectual que pululan por Internet , que por lo visto me ha enemistado al verse reflejado. Igualmente siento que hayas adoptado un tono ofensivo al final de tu comentario, pero como tu dices, soy un ingenuo y no me lo tomo a mal.
Estoy seguro que tu sabes más de Hitler que yo. Yo perdía el tiempo en mi adolescencia leyendo a Tom Sawyer y cosas de este tipo, mientras tu estudiabas a fondo al famoso dictador. De todas formas, los habituales del blog ya me conocen y saben como pienso así como tus habituales saben de tus filias. Eso es todo, que te vaya bien.

Saludos desde el sur.

Jesús Hernández dijo...

Me pasa como a Pedroboso... comparto hasta cierto punto las posiciones de los dos.

Vamos, yo, coincidiendo con Mario, creo que la sentencia es inapelable; Hitler fue un personaje histórico nefasto y es inconcebible que alguien hoy día pueda justificarlo o apoyarlo.

Dicho esto, estoy de acuerdo con Nacho en que hay que ir más allá del personaje estereotipado y no repetir lo que se dice de él como un mantra, sin tratar de comprender -que no justificar- lo que hizo y por qué lo hizo. Y eso, hay que condenarle por lo que hizo, pero también hablar de los aspectos objetivamente positivos que pudo tener su régimen, no pasa nada por ello.

Yo pongo el ejemplo del asesino en serie que descuartiza a treinta ancianitas pero que en su tiempo libre es un buen pintor. Por el hecho de ser un asesino... ¿hay que ocultar esa cualidad artística? Creo que, en este caso, hablar de que es un buen pintor puede ayudar mejor a conocer su enfermiza mente asesina, pero en ningún caso puede disminuir un ápice su responsabilidad criminal. Creo que Hitler sería un caso similar.

Nacho dijo...

Luís, no estoy de acuerdo con que el estudio de Hitler "no puede ni debe ser imparcial" porque, bajo esa premisa, no se escribe la historia en ninguna circunstancia. Si uno escribe una biografía mediante prejuicios, por muy loables que sean, siempre será sospechoso de escribir intentando justificar algo, lo que se traduce, a mi parecer, en una mala biografía.

Sobre los comentarios de mi blog. Te diré que censuro muchos de ellos. Procuro que no exista violencia verbal ni exaltaciones políticas fuera de tono. Pero si escriben partidarios de Hitler y del nazismo con respeto y educación, no veo por qué no publicarlos. En todo caso, considero normal que mi blog atraiga a ese tipo de personas.

Saludos Luis,

Nacho dijo...

Pedroboso, preguntas si se puede estar de acuerdo con las dos posturas. Lo considero un experimento un tanto extraño. Pero te comprendo, porque en el fondo tu corazón está en ambas posturas. En el fondo es lo que trato de explicar tantas veces. ¿Cómo es posible que aun condenando la violencia Hitler nos siga atrayendo? Siempre intentamos justificarnos por ello. Y lo que yo he propuesto hace tiempo es "una salida del armario" de las personas a las que Hitler nos atrae de alguna forma. Mira Pedro, yo no tengo que estar condenando el nazismo cada vez que menciono a Hitler o cada vez que disfruto leyendo algo sobre ese periodo.

Sinceramente, no me creo que quien compra un libro sobre el III Reich lo haga para condenarlo o para reafirmarse en su condición de buena persona porque, para eso, se comprarían un libro sobre Gandhi.

Yo, simplemente, soy valiente y consecuente y pretendo que muchos que callan lo sean. Me atrae Hitler y el nazismo y no soy nazi. Y se perfectamente que eso les ocurre a cuantos compran libros sobre ese periodo. De verdad: no me voy a dar latigazos por ello.

Además, de no existir aficionados como yo, el bueno de Jesús Hernández y otros historiadores, se dedicarían a otra cosa.

No quiero eternizarme ni ser protagonista en este blog que no es el mío. Un saludo a todos, en especial a Jesús Hernández y a Mario, a quien pido disculpas si mi mano ha sido más rápida que mi cerebro en alguna ocasión.

Ludovica dijo...

Hola Nacho. No creo que sea una cuestión de corazón estar de acuerdo con opiniones tan dispares como la tuya y la de Mario: un cuadro tiene diferentes planos y matices, lo mismo ocurre con vuestras opiniones. Y lo cierto es que yo no pensé en tu blog cuando leí la entrada de Mario.

Humberto dijo...

Me sumo a las opiniones de Jesús y Ludovica.

Creo que ambas partes, en cierta medida, tenéis razón.

Tenemos que intentar ser imparciales, si bien es difícil serlo con Hitler.

No obstante, tampoco se trata que "os tiréis los trastos a la cabeza".

Todos siempre habéis hecho ejercicio de sensatez y aunque nos acaloremos, no dejéis que la sangre llegue al río.

pedroboso dijo...

Nadie puede estar de acuerdo con el régimen nazi, y las consecuencias que tuvo, así como el régimen estalinista u otras dictaduras con recortes de derechos fundamentales.

Hitler fue el principal (que no único) responsable de la 2GM, por sus pretensiones territoriales, que él creía legítimas, desde los tiempos de la Unificación Alemana con Bismarck.

Ahora bien, yo trato de estudiar a Hitler como ser humano y sus motivaciones; no me vale que se diga que es un demonio con cuernos salido del averno, o un esquizofrénico paranoico. Hitler fue una persona de carne y hueso, normal y corriente.

Mario, Nacho, sigo estando de acuerdo con vuestros planteamientos y espero que "fumeis" la pipa de la paz pronto.

Saludos a todos!

Mario Tenorio dijo...

Amigo Pedroboso, hay gente que está de acuerdo con el régimen nazi; entre los comentaristas del blog de Nacho se podría conformar un Reichstag con el mismo espíritu de entonces.

Que quede claro que no tengo nada contra Nacho (cada uno es como es) y aunque no comento en su blog desde hace bastantes meses, no por ello, no deja de parecerme muy interesante.

Otra cosa Pedroboso, no fumo, así que de pipa nada de nada; además, nunca fue necesaria.

Lo único que siento es que se haya doblado el número de visitas en esta entrada a costa de unas diferencias entre personas civilizadas. Ciertamente no ha sido mi intención.

Saludos desde el sur.

Luis Guerra dijo...

Sé que no es necesario, pero reitero que en este caso estoy totalmente de acuerdo con Mario, y él sabe que si no lo estuviera también lo diría.

Nacho, a mí lo que me cuesta comprender, y mira que lo intento, es esa fascinación por una persona como Adolf Hitler. Fue un encantador de serpientes, una persona con una oratoria fuera de lo común, que tuvo el acierto de decir al pueblo lo que quería oír.

Me viene a la cabeza el famoso discurso de Fidel Castro titulado “la Historia me absolverá”, desconozco lo que dirá de Castro, pero a quien no ha absuelto ni absolverá nunca, gracias a Dios, es a Hitler ni a sus secuaces. A un dirigente hay que contemplarlo con equidistancia y viendo el legado que deja a las generaciones futuras. Su legado… nada, escombros, cenizas y la deshonra para todo un pueblo.

Respecto a una biografía imparcial, podemos leer su famoso Mein Kampf o las conversaciones privadas de Hitler. Allí se puede descubrir que no decía más que tonterías, opinaba sobre todo, y de todo sabía. No era más que un ignorante embrutecido por los libros.

Un saludo

pedroboso dijo...

La red está plagada de foros y blogs de 2GM o del III Reich. Ya he comentado en alguna ocasión, que sólo sigo 3, y voy sobrado; el de nuestro querido JH, el vuestro HTR y el de Nacho. Los 3 me parecen fantásticos. No tengo tiempo ni ganas de descubrir alguno más; me siento cómodo en estos que conozco.

Mario, me ha gustado lo del Reichstag, je,je.. lo cierto es que en el blog de Nacho (que espero que no se ofenda conmigo), hay algún comentarista que, la verdad, da miedo, a pesar de las buenas maneras y educación que en general se respira. Aun así, el blog me parece de los más interesante y seguiré leyéndolo.

Mario, lo de la pipa era una metáfora hombre! Y, por cierto, yo tampoco fumo.

Un abrazo para Luis, Mario y Nacho

Humberto dijo...

Mario, no te de pena nunca que se doble el número de visitas "a costa de unas diferencias entre personas civilizadas".

No. Esa es la grandeza de ser libres. Creo que el ánimo de los tertulianos no es "incendiar", sino participar, dar ideas, aclarar y dar puntos de vista.

Si estamos todos de acuerdo. Con un comentario que diga: "OK" tendríamos bastante. ¿No?

Yo lo que pido es que sigamos dando nuestra opinón como siempre hemos hecho. Con educación y sensatez. Y cuantas más, mejor.

Mario Tenorio dijo...

Pedroboso, me alegro que estés cómodo en HTR, para mi es un honor tenerte como comentarista. Por supuesto que me parece bien que sigas leyendo el blog de Nacho, es un blog que también sigo por su interés monográfico sobre Hitler. Hay que reconocer que Nacho es todo un experto en el personaje.

Lo de la pipa, ya se que es una metáfora. Mi comentario fue un sarcasmo fallido, jejeje. Por cierto tampoco bebo.

Humberto, tienes toda la razón. La verdad es que la entrada ha tenido su aquel y mañana se publicará la próxima (publicamos cada tres días) y Luis llevará todo de manera menos polémica que yo. Ciertamente Luis es más inteligente y más moderado que un servidor, jeje.

Saludos desde el sur.

Nacho dijo...

Bueno Mario, ya que observo que ni fumas ni bebes, igual que Hitler, propongo un pacto de no agresión. Si no es así, enviaré a este blog a mi ejército para ocuparlo como es debido.Que tanta subversión no se puede aguantar.

Es broma, por mi parte, doy por concluida la discusión, más que nada porque no tiene sentido. Eso sí, observo que la gente nos comprende a los dos, por lo que podemos convivir sin problemas.

Y bueno... si esto es un Pacto de Munich solo nos quedan unos meses de convivencia pacífica.

Es broma. Somos personas civilizadas. O eso creo.. jeje. Saludos a todos,

Mario Tenorio dijo...

Nacho:
Si, es cierto que no bebo ni fumo, pero me gusta los filetones, así que ya hay algo más que me diferencia del cabrón Hitler, jeje (tu lo llamaste así aquí, pero no lo haces en tu blog, a algunos de tus comentaristas no creo que les gustara).

No se si cuando bromeas con enviarme a tu ejercito te refieres a los comentaristas que se declaran antidemocráticos en tu blog. Es broma, claro.

Yo seguiré opinando lo que opino, pero espero que tu no te arrojes por la pendiente del enfado cada vez que hable de Hitler y sus acólitos.

Y sobre si somos civilizados, yo, al menos, me considero así. No se porque lo pones en duda..

No hay pacto de no agresión porque yo no te he agredido, sólo fue una opinión sobre los nuevos nazis y te diste por aludido. Si sigues dándote por aludido, es tu problema.

Por lo demás, cuentas con mi respeto aunque no comparta tu fascinación desaforada por el personaje de marras.

Espero que nada de lo escrito te haya ofendido no es mi intención.

Saludos desde el sur.