lunes, 15 de abril de 2013

La verdadera historia de Belchite

Imaginaros a alguien que un día soleado decide viajar junto a su familia no a un lugar con playa, ni a un bello paraje boscoso, sino a un pueblo llamado Belchite.
Supuestamente nos encontramos con un pueblo abandonado tras la Guerra Civil española y en el que se pueden ver los estragos de una batalla encarnizada. Nada más llegar la primera sorpresa, solo se puede visitar con guia, después de haber abonado seis euros. La guia abre las puertas de lo que parece será un viaje en el tiempo
La puerta de entrada a las ruinas de Belchite.



Una vez franqueada la puerta se puede observar la destrucción más absoluta. Se puede describir de mil maneras, pero siempre es mejor la prueba fotográfica.
He aquí donde llega el mazazo que desvirtúa toda la visita y que hace preguntarse al protagonista ¿Que hago aquí?
La guía nos informa que las ruinas que estamos a punto de ver no son por la batalla, sino por el abandono, las lluvias y los saqueos. Por lo visto durante años el antiguo pueblo de Belchite fue la cantera donde se sacaron muchos materiales para el nuevo Belchite.
El gozo en un pozo, el visitante se encuentra ante las ruinas de un pueblo abandonado, nada que ver con la Guerra Civil. Es un lugar devastado por los años y la avaricia, de esos que hay en todos los rincones de España, eso si, de visita gratuita.




Esta sería una foto impresionante si fuera lo que de verdad se publicita, las ruinas de una guerra, pero no es más que una casa a la que le robaron las tejas y todo lo que era de valor.













Por lo visto cuando una casa se queda sin tejado las paredes tienden a desplazarse hacia el exterior ocurriendo el derrumbe. Causa bélica:Ninguna.













Solo hay dos detalles que hacen recordar que allí hubo una batalla. Un campanario afectado por la artillería.
Y un "obús" sin desactivar que se encuentra incrustado en la pared de una iglesia. Iglesia que fue usada después de la guerra, porque el pueblo, y hay viene el segundo mazazo estuvo habitado hasta la mitad de los años 50 y por ende restaurado para poder seguir viviendo en él.
Iglesia donde esta alojado el obús.

Lateral de la misma iglesia donde se puede ver el obús
Primer plano del artefacto explosivo.
Y eso es todo.
La cuestión es. ¿Por que enseñan el pueblo? ¿Por que cobran 6 euros? ¿Por que perder un día en ver algo sin interés? Nunca sabremos las respuestas
                                                                 

19 comentarios:

Onor dijo...

Pues te agradezco mucho el reportaje, porque yo he estado tentado de ir alguna vez.
Un saludo

juan dijo...

Creo que no es muy acertada tu critica,efectivamente el pueblo quedo habitado, las casas que quedaron en pie y por la poca gente que quedo en el pueblo , pues la mayoría habían emigrado o muerto en los bombardeos finales , imagínate como pudieron quedar las casas de esa calle que se recorre, después que la artillería italiana y la aviación alemana lanzaran bombas de todo tipo , en el caso de la aviación, bombas de 500 kilos de demolición tipo sc-500, el centro del pueblo quedo destruido tal cual y no se reconstruyo ni se habito. en belchite cuentan una historia muy suave, todavía no se atreven a contar el verdadero drama ocurrido en ese pequeño pueblo. un saludo.

Jesús Hernández dijo...

Interesante y revelador reportaje sobre la "cara oculta" de Belchite, saludos!

Overlord dijo...

Este pueblo a quedado solamente para que Iker Jiménez y compañía graben sus psicofonías. Saludos.

Luis Guerra dijo...

Juan, gracias por tu aporte, pero créeme cuando te digo que solo cuento lo que dijo la guía, que el aspecto de las casas era motivado por el abandono del pueblo. Nadie duda que el pueblo sufrió terríblemete durante la guerra, pero no pude evitar salir muy desilusionado
Overlord, la guía explicó que en el famoso programa de Iker Jiménez se habló del pueblo y de una capilla denominada de los niños. Pues bien, contó que era mentira, nadie del pueblo sabía que era eso de la capilla de los niños y en la iglesia que se grabaron las "psicofonías" no ocurrió nada relacionado con niños.

isra dijo...

Gracias por avisar Luis, Belchite estaba en mi agenda, me has ahorrado una decepción.

Luis Guerra dijo...

Gracias, Isra. Lo cierto es que para mí fue una enorme decepción. De todas formas quedan aún muchos sitios que visitar de esos que nos gustan a nosotros.

isra dijo...

En Alicante se va a proceder a rehabilitar para el público unos cuantos refugios antiaéreos que han estado cerrados desde el conflicto. Parece ser que poca gente los conoce ya que se accedía por viviendas privadas.
Contando con que Alicante fue de las últimas ciudades en caer, tal vez se muestre algo consolidado e interesante.

Luis Guerra dijo...

Gracias de nuevo, Isra. Tu comentario me ha dado la idea de abrir el Blog a todo aquel que quiera comentarnos sus viajes. Ya iré madurando la idea.
Un saludo

Juan Carlos dijo...

La capilla de los niños solo contiene cráneos y no está relacionada con la guerra civil, su ubicación no es la que aparece en el programa de Iker Jimenez, Oscar Parra el director que habla sobre ella sabe donde está pero con buen acierto, cambiaron la ubiciación para evitar expolios. Sobre el número de edificios destruidos nos podemos hacer una idea con las reclamaciones que se presentaron en la Oficina de Regiones Devastadas, el número de reclamaciones es de 867, sobre 1200 edificios. Estos datos y las fotografías de los daños causados pueden ser consultados en el Archivo General de la Administración.

Juan Carlos dijo...

Al lado del Pueblo Viejo está el complejo de barracones conocido como la Pequeña Rusia que mucha gente confunde con el Campo de Concentración situado en otro lugar. Esos barracones construidos en 1939 por Auxilio Social albergaron a los habitantes cuya vivienda fue totalmente destruida, calculando la extensión y los edificos de la pequeña Rusia podemos hacernos una idea del grado de destrucción.

Un saludo

Isabel Langa dijo...

Hola yo hice la visita en Semana Santa y me llevé una tremenda sorpresa, esperaba que me contaran una historia de patriotas heroicos en su lucha contra el comunismo, de luchadores por la libertad en su lucha contra el fascismo o peor aún una serie de chismes como los de Iker Jimenez o Aida. Nada de eso, en una hora y media fueron contando su historia, sin caer en partidismos, nada parecido a otras visitas, el guía no seguía un guíon memorizado sino que contaba la visita como si la hubiera vivido él. Al final nos explicó que sus dos abuelos habían participado,en cada bando, uno fue fusilado y el otro acabó en un campo de concentración. Tuvimos la suerte de conocer en persona a la persona que escribió las letras de la puerta de la iglesia y hasta nos cantó la jota entera. Hubo gente que acabó con lagrimas y al final ocurrió algo que nunca había visto en una visita guiada, el grupo acabó aplaudiendo a la guía que también se le notaba emocionada al final de la visita.. Totalmente distinto a cualquier tipo de visita.

Isabel Langa dijo...

Nos gustaría agradecer desde estas lineas a nuestra guía la visita que nos realizó y animarles a seguir con su trabajo, a pesar de las críticas que posiblemente recibirán por narrar una historia, su historia, sin adornos ni estridencias.

Juan Carlos dijo...

En el Archivo de Regiones Devastadas se puede consultar el decreto ley del 23 de Septiembre de 1939, por el que se regula la adopción por el Jefe del Estado de localidades dañadas por la guerra. En total fueron 102 los pueblos "adoptados" con una destrucción que superaba el 75% de su volumen total de habitabilidad. Si las dos terceras partes de un pueblo quedaban inhabitables, la población era "adoptada" por Franco. La destrucción de Belchite fue similar a la de Brunete por poner un ejemplo, solo que Brunete fue reconstruido y Belchite económicamente era más viable empezar de cero, ya que no hubo necesidad de expropiar los terrenos ya que la mayor parte pertenecía a una familia del bando que perdió la guerra.

javi dijo...

Pues yo fui un dia entresemana y ni pagué 6 euros ni guía ni nada.Desde luego no pagaria por ver una escombrera que casi nada es producto de la guerra.

javi dijo...

Por cierto la puerta estaba abierta y se podia entrar sin problemas.Un saludo.

Anónimo dijo...

Lastima que esté sitio histórico tenga fecha de caducidad, unos estudiantes están realizando un documental sobre este pueblo muy interesante les dejo el link por si les interesa el tema!

http://es.wikipedia.org/wiki/Batalla_de_Belchite_(1937)

JOMISAG dijo...

Mi padre nació en el viejo Belchite. Lo he visitado y fotografiado durante muchos años sin tener que pagar. No es de recibo que ahora se quiera sacar partido económico de lo poco que queda en pié cuando durante muchísimos años ha estado olvidado por las Instituciones. De haberlo restaurado hace años ahora tendríamos un pueblo más completo que enseñar. En este caso no me importaría pagar por ello.

Juan Kdoc00 dijo...

Que gran historia, saludos