jueves, 10 de enero de 2013

Hitler y su bigote.

Durante la Gran Guerra, Hitler lucíó un mostacho.
Algo ligerito pero curioso para terminar la semana.

Es cierto que el aspecto de Hitler y su figura es reconocida por todos; ese peinado junto con el bigote recortado a lo Chaplin no fue siempre así. Ya se que quizás no mereciera una entrada pero claro, hoy estoy un poco espeso y lo voy a colar en mi entrada semanal.

Chaplin en El Gran Dictador.

El bigote de Hitler, se puede comprobar en fotos de principios de siglo, era más un mostacho prusiano que lo que terminó derivando. La razón la explica un correlegionario del dictador en la Primera Guerra Mundial, Alexander Frey. Ambos sirvieron como soldados  durante conflicto de todos conocidos y cuenta que el impedimento para ponerse la máscara antigás debido a la frondosidad del crecido peloso fue la causa de la modificación de estilo.

Adolfo de joven.
 El bigote lo utilizaba para ocultar un zona del labio superior que no agradaba en su estética a Hitler. Un mando ordenó que recortara su vello facial para poder colocarse bien la máscara. Hecho que no sirvió de mucho porque se quedó temporalmente ciego por efecto del gas mostaza.

Parece que, años más tarde,  hubo intentos de afeite de su apéndice peludo por parte del secretario de prensa Sedgwick pero el dictador le respondió que si  no estaba de moda ahora lo estaría más tarde, gracias a él.


Calandra bigotuda o bigote "calándrico".
 Ha habido casos en el que algún bromista -al menos lo entiendo así- ha querido ver más alla del peludo ornamento.

Imaginatíva recreación.

He encontrado otras posibles explicaciones que se dan en relación con su mostacho primigenio:

 1.- Que admiraba a un antiguo ideólogo nazi, Gottfried Feder, que llevaba este tipo de mostacho. Y Hitleradoptó el modelo.
2.- Se ha dicho que Hitler decidió hacerse de un bigote llamativo viendo el éxito de imagen que había tenido
el de Lenin e introdujo su propia variación.  Lo cierto es que el bigote del austriaco-alemán es el más reconocido del mundo, ayer, hoy y ¿mañana?Posiblemente.

2 comentarios:

Ludovica dijo...

Nunca hubiera imaginado la relación entre el bigote de Hitler y la parte delantera de un BMW. Por cierto, la recreación en la que sale una foto en color y otra en blanco y negro es muy buena.

Mario Tenorio dijo...

Lo de BMW son ganas de imaginar de sobremanera.

Saludos desde el Sur.