domingo, 6 de octubre de 2013

Los Dioses de Berlín ya a la venta


¡Ya está aquiiiiií!

Por fin después de esperar más de tres años (el contrato lo firmé en septiembre del 2010) mi libro está en las librerías. Se puede  adquirir en todas las librerías del país (si no está podéis encargarla) incluidas la Casa del Libro, Corte Inglés, Fnac y por supuesto por  Internet en Amazon

No voy a aburriros con los detalles de la espera, ni con los motivos de tanto retraso, crisis, crisis y más crisis. Lo que sí quiero es hablaros por primera  vez es de la trama del libro.

La sinopsis del libro que la editorial ha mandado a las librerías (que por supuesto la he escrito yo)


Franz, policía y miembro díscolo de la aristocrática familia von Steigenburg, es invitado a unirse a la causa Nazi. Consciente de la influencia de su familia en el partido de Adolf Hitler decide dejar a un lado sus reticencias y acepta el puesto en la Kriminalpolizei de Berlín. Su primer caso le conduce a la mansión familiar. Atrapado en una red de mentiras, poder y prejuicios es el momento de decidir entre unirse a los nuevos dueños de Alemania o enfrentarse a ellos sin importar las consecuencias.

Lo de resumir en poco espacio la obra de uno mismo es un verdadero quebradero de cabeza, hay que contar lo máximo posible, hacerlo atractivo, pero sin desvelar demasiado. Creerme cuando os digo que no es fácil. Ahora voy a explayarme un poco más.

La acción transcurre en los primeros días de febrero de 1933. Adolf Hitler acaba de ser nombrado por el mariscal Hindenburg canciller de Alemania.  Elegí ese punto de partida por una cuestión que siempre me ha interesado de esa época histórica. ¿Qué hubiese hecho yo en la Alemania de 1933? ¿Me hubiese unido al partido Nacionalsocialista obrero alemán?



Conociendo la historia de antemano, sabiendo los desmanes y la catadura moral del nazismo la respuesta es sencilla: Por supuesto que no me hubiese unido. Pero siempre se nos olvida algo muy importante. Aunque parezca de Perogrullo  en 1933 los Nazis aún no habían cometido ninguna de las atrocidades por las que luego serían despreciados por la humanidad.

En el contexto histórico de 1933, ¿habría sido capaz de resistir la marea nazi que inundó el país? o ¿me hubiese dejado llevar por las promesas del resurgimiento de una Alemania humillada? ¿Hubiese ido a un mitin de Adolf Hitler y habría sido convencido por su magnetismo y oratoria?


Esa es la cuestión que he planteado en el libro, el protagonista conoce los desmanes de las SA, pero es una época  convulsa en la que la violencia es empleada no solo por el partido de Adolf Hitler, también los comunistas luchan en las calles. Tiene que tomar una decisión y no puede esperar. No tiene una bola de cristal en la que ver los campos de concentración y el holocausto. Esa decisión debe ser tomada en ese momento y teniendo en cuenta la situación social del país: 6 millones de parados, instituciones ineficaces, políticos ineptos (no, no es España 2013) y una nación humillada por los vencedores de la Primera Guerra Mundial.

A todo esto hay que unir la figura de Adolf Hitler, una persona que se presenta como la solución de Alemania, un Führer que guiará a la nación hacía un futuro esperanzador.


Esas son las credenciales de mi novela. Ahora solo deseo que la espera haya merecido la pena y os guste el libro. Espero vuestros comentarios

Os recuerdo que el 30 de octubre estaré a las 19:00h en la Casa del Libro de Bilbao

22 comentarios:

Ludovica dijo...

Luis, que tengas toda la suerte del mundo, te la mereces.

Luis Guerra dijo...

Muchas gracias, Ludovica
Ya sabes que espero tu comentario sobre el libro.
Muchas gracias de nuevo por tus buenos deseos

C. Gerardo Perla dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
C. Gerardo Perla dijo...

Buena suerte mi amigo!!!!!

Mario Tenorio dijo...

Enhorabuena y espero que la segunda parte esté ya prevista su publicación. Ya ves, todo llega; con paciencia y una caña...

Saludos desde el Sur.

Humberto dijo...

¡¡¡Enhorabuena!!! No te deseo "buena suerte" porque eso se les desea a los malos.

Los buenos no la necesitan y se les desea "buen viaje".

Luis, que tengas buen inicio de viaje que hoy arranca.

Luis Guerra dijo...

Gracias, Gerardo. Por fin la espera ha terminado

Luis Guerra dijo...

Pues si, Mario, todo llega, pero la caña de tanto esperar ha estado a punto de oxidarse

Luis Guerra dijo...

Gracias, Humberto.
Espero que el viaje no sea solo de ida y se prolongue en el tiempo.

Conde de Salisbury dijo...

Mi más cordial enhorabuena. Que sea el primero de otros que más adelante vengan.

Luis Guerra dijo...

Gracias, Conde de Salisbury, espermos que así sea

pedroboso dijo...

Enhorabuena Luis!

Ludovica dijo...

Tengo el libro en mi podierrrrr....

Luis Guerra dijo...

Ludovica, gracias por el esfuerzo y el tiempo que has invertido en encontrarlo.
Ahora solo espero que te haya merecido la pena.

Un saludo

Ludovica dijo...

Ya puedo decir que el esfuerzo por encontrar tu libro mereció la pena: hacía tiempo que no me lo pasaba tan bien con una novela policíaca-histórica, no sé cómo preferirás que diga.

El personaje de von Steigenburg, y la posterior adición de otros como Helmut Wolfman o Manfred, "Herr Doktor", tiene lugar en el momento adecuado para aparecer y juegan un papel que muchas veces no podemos imaginar, es como si no pudieras prever por dónde te va a venir el golpe (no lo decía pensando en la escena del accidente).

Y qué decir de la intervención de los gerifaltes nazis: su aparición en diferentes ocasiones, en contraste con la imagen de las esposas me ha hecho dudar de si realmente el papel de esas mujeres era el de florero; no tendrían papel de decisión política pero una sola metedura de pata en un acto social o una acompañante de poca alcurnia hubiera podido echar por tierra muchas cosas, sino que se lo digan a la pobre Veronika, que de nada le sirvieron los buenos modales.

También me he reído, aunque cueste pensarlo de una novela de temática nazi; la escena en la que se bajan del coche de Manfred después de ir tantos kilómetros a la carrera: yo he pasado por una situación así y me río ahora pero en el momento ¡ay!

Bueno, ya está bien de enrollarme. Luis, sólo me queda darte las gracias por compartir tu imaginación y tus ilusiones con nosotros. Espero poder verte en alguna firma de libros en Madrid y que no tardes en comunicarnos que ya está en marcha otra aventura de la "organización de Herr Doktor".

Rocio dijo...

Es importante conocer estos hechos nefastos para que no vuelvan a ocurrir y no hayan mas genocidas como estos. Como logre obtener vuelos baratos a miami me gustaría poder hacerme una escapada a Washington ya que me recomendaron el museo del holocausto de dicha ciudad

makano dijo...

hoy por fin me ha llegado el libro, ahora a empezar a leerlo,

Luis Guerra dijo...

Gracias, Makano por tu interés. Espero que te guste.

makano dijo...

luis, llevo 5 capitulos y la verdad que me tiene enganchado desde la primera pagina, me debes de tener informado de cuando saques otro libro para comprarlo inmediatamente, queria preguntarte una cosa tu como escritor me gustaria saber libros sobre el holocausto, hitler, el 3 reich, pero que no sean los ya conocido, me refiero que seguro que hay libros menos conocidos, gracias y felicidades

makano dijo...

hoy e terminado de leer el libro, para mi un gran libro, me a encantado me a tenido en vilo todo el libro, era como si estuviera ayi con ellos , felicidades por hacernos sentir bien mientras leemos, espero tu proximo libro

Luis Guerra dijo...

makano, muchas gracias, me alegro que te haya gustado. El mundo editorial está muy complicado, pero sin duda seguiré publicando.

En cuanto a la preguntas de los libros, haré una entrada próximamente en el Blog.

Un saludo y muchas gracias.

Kalakorikos dijo...

Hola Luis,

Informarte que tienes la opción de Bubok.es para publicar tus libros, si tienes problemas con las editoriales.

Saludos cordiales y enhorabuena