jueves, 5 de mayo de 2011

Ferdinand "Ferry" Biesel, el mejor doble de Hitler.

El parecido de Ferdinand Biesel con Hitler era bastante aceptable. Biesel todo un miembro de la poderosa SS disfrutaba de su tiempo de ocio en una típica taberna alemana, cuando haciendo gala de su similitud física con el Führer, y delante de su cuadrilla de amigos, imita a Hitler. Todos ríen menos un miembro de la Gestapo que se encontraba en el local. Biesel es detenido inmediatamente por mofarse del dictador.

En la sede de la Gestapo y tras ser interrogado por miembros de esta organización, llama enormemente la atención el gran parecido con Hitler. Se decide utilizar a Ferdinand Biesel como doble del Führer.

Adolf Hitler estaba corriendo un gran peligro en tiempo de guerra y con continúas asistencias a eventos y actos públicos. Bormann, secretario del dictador, actúa como auténtico promotor de la idea de preparar al Biesel como doble. Éste perfeccionó los gestos y movimientos característicos de Hitler hasta poder asistir a diversos actos en los que salió airoso.

La famosa foto publicada hace dos entradas en este mismo blog, muestra un cadáver de un hombre con un gran parecido al Führer. Cuando los soviéticos llegaron hasta el búnker de Hitler encontraron el cuerpo de Biesel, por un momento creyeron que era Hitler pero después de examinarlo con más detenimiento, se dieron cuenta que no pertenecía al Führer. Biesel había sido el más importante de los dobles que Hitler había tenido en su vida. “Ferry”, tal como se le conocía, había mantenido una apariencia exultante y optimista del dictador. Todo esto ha alimentado la teoría de una huida de Hitler a Argentina, con la utilización de un submarino y un avión hasta llegar a la tierra argenta.

La historia de Ferdinand Biesel está unida a la de Adolf Hitler por los pliegues más superficiales de lo que significó la Segunda Guerra Mundial pero sin duda es inocente en la medida que aunque colaboró con el Tercer Reich, se le puede considerar una víctima -aunque fuese un nazi convencido- más de la locura generada por el dictador y sus acólitos.

1 comentario:

enfermero9 dijo...

Acabo de conocer tu blog y me parece fascinante, paisano. Aunque soy DUE, la historia (y especialmente de la 2ª Gran Guerra) me apasiona desde que leí con 14 ó 15 años los libros de Sven Hassel.
Aparte de mi blog, colaboro en uno que difunde una novela ambientada en la Guerra de la Independencia escrita por un joven historiador que vive también en nuestra ciudad, si te interesa: http://iantalling.blogspot.com/